Testimonios

Tatiana Pekolj 24 años - Caballito - Buenos Aires

Mi experiencia en Maui, Hawaii (Verano 2015-2016)
En el último año de facultad decidí que quería hacer un viaje distinto, irme a trabajar a Hawaii en el verano me llamaba muchísimo la atención, tenía conocidos que habían ido y me lo habían recomendado. Me iba a ir sola lo que me generaba mucha intriga y miedo a la vez, pero me animé y empecé a buscar la forma de irme. Work and Travel era mi opción, me habían comentado de BEWAT, investigue y fue la que más confianza me dio. Después de todos los trámites, el 19 de diciembre estaba viajando. Por suerte había dos argentinas más que iban solas, y la agencia nos hizo la conexión para trabajar juntas así nos conocíamos.
Me tocó trabajar como recepcionista en el restaurant de Maui Longhi's Wailea. Me recibieron muy bien y me sentí muy cómoda de trabajar ahí. Siempre se mostraron muy dispuestos en ayudarme con todo lo que necesitara ya sea temas del trabajo como ver donde podía vivir. No paso una semana del viaje y conseguimos con mis amigas un lugar en Kihei para vivir a una cuadra de la playa muy lindo, nos cerraba el precio del alquiler asique ni lo dudamos, iba a ser mi nueva casa por 4 meses. El trabajo tenia flexibilidad lo que me permitía recorrer playas y lugares increíbles y después ir a trabajar, eso era algo que yo priorizaba ya que no quería estar encerrada trabajando todo el día sin poder recorrer, este trabajo me permitió poder hacer eso y para mí fue una gran ventaja.
Mi experiencia fue la mejor, nunca me sentí sola, me hice dos amigas increíbles que me alivianaron muchísimo el peso que tenía para mi viajar sola. El lugar de trabajo para mí fue ideal, me daban muchas ganas de ir a trabajar y compartir momentos ya sea con clientes o los empleados (que ya eran amigos). Ellos se mostraron siempre preocupados por cómo nos estábamos adaptando a la nueva vida, me sentí muy acompañada.
Sin dudas es MI lugar en el mundo, descubrí unos paisajes que nunca había visto y una calidad de gente increíble, eso me hizo sentir más cómoda en un lugar tan nuevo para mí. Cada rincón de Hawaii tiene lugares que son únicos, por lo que para mí, era imposible aburrirme.
Es una experiencia que me encantaría volver a repetir cuando pueda volver a tener la oportunidad ya que no solo me ayudo a mejorar el inglés, sino que me ayudó mucho a crecer como persona, a desarrollar mi independencia y a relacionarme con gente de una cultura distinta a la mía. Es algo que le recomiendo a todos los que tengan la posibilidad de hacerlo, no se van a arrepentir. BEWAT me dio esta posibilidad y siempre voy a estar agradecida por haberla hecho posible.